25 marzo 2014 / por Alicia / No hay comentarios

Cosas que pasan en comunicación (una de anécdotas)

cosas-pasan-temor¿Os ha pasado alguna vez tener confirmados a 15 periodistas y que sólo vayan 2? ¿O pedir a un periodista que no publique una entrevista tras haberle perseguido para saber cuándo tenían previsto publicarla? ¿Y perder un producto de prueba? ¿Y que un artículo se publique un año más tarde cuando el autor ya no está en la empresa? Que no cunda el pánico.

Sí, son esas cosas que pasan, de las que no nos libra nadie y que están a la orden del día. La verdad es que las hay más duras y habituales que otras. Por ejemplo, no es algo del día a día perder una cámara de vídeo IP valorada en más de 1.000 euros. Aunque bueno, esta historia tuvo final feliz.

La cámara no estaba perdida, sólo que la compañía de transporte se la entregó a otra persona y el receptor no lo sabía. No os quiero contar las veces que llamamos al periodista – en el que la confianza era plena y lo sabe -y las veces que hablamos con los mensajeros, hasta que un día, de repente, apareció. Que el destino fuera internacional, no nos ayudó mucho porque en un momento el seguimiento se perdía (eso que llaman el tracking) – vamos, cual triángulo de las Bermudas.

Peor es tener en tu lista de periodistas confirmados un número bastante bueno para que sólo te encuentres con que aparecen dos. Y encima cuando has llamado el día de antes y muchos aseguraron que irían. Ahí es cuando dices, tierra trágame. Y empiezas a llamar para saber si en algún momento llegarán, pero claro, siempre puede haber cambios, como ruedas que se convocan en el último momento, temas comprometidos a los que no se puede faltar o esas cosas de “sí voy, cuenta conmigo” pero “se me ha puesto el niño malo” o “el cierre era peor de lo que pensaba”.

Por supuesto, siempre tenemos los casos de que un cliente habla mucho y luego tienes que llamar al periodista para convencerle de que no publique algo, o, tener que pedirle que te pase la entrevista antes de publicarla porque el entrevistado se empeña en verla antes. ¿Sabéis que he visto casos en los que la empresa ha hecho cambios de estilo en el texto e incluso ha sugerido titulares? Sin comentarios.

Aunque creo que lo más, más raro que he vivido es cuando te dicen, quiero una entrevista en “este” medio porque es muy importante para nosotros. Y tú te lo pones de reto y trabajas para hacer una propuesta. Y lo consigues. Al periodista le interesa, escribe el texto, hace las fotos, pero por esas cosas de la actualidad tarda en publicarse. Y tú preguntas una y otra vez, ¿sabes para cuándo? Hasta que un día te dicen: “sí, hoy entra”. Y tú das saltos de alegría hasta que el cliente te suelta un: “pues ahora no me interesa que salga, dile que no la publique”…entonces es cuando tu cabeza se gira, te pones verde y te falta echar espuma por la boca… por supuesto, la entrevista se publicó.

¿Habéis vivido alguna experiencia similar? ¿Qué es lo más raro o curioso que os ha pasado?

Compartir
Sin comentarios

Esta noticia no se puede comentar

           

©2019 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD