2 abril 2014 / por Alicia / No hay comentarios

No quiero salir en televisión

television-comunicacionHoy me gustaría compartir el blog con un amigo y colaborador: Javier Rodríguez del Barrio, periodista y Consultor de Comunicación. Ha escrito el siguiente post, que espero os guste. Podéis seguirle en Twitter: @jrdelbarrio:

Lo siento pero he de decírselo. No pretendo que hablen de su empresa en televisión y no tiene sentido que tenga perfil en redes sociales. También hay que cambiar la página web.

En un primer momento, resultará desconcertante sorprender a nuestro cliente con tal criterio pero debe regir la máxima de nuestra labor profesional: ser honesto y ajustar sus necesidades reales de marketing y comunicación.  ¿Acaso tiene sentido e interés comercial que un pequeño negocio aparezca en un diario de prensa nacional sin más motivación que la llegada de un nuevo sabor de helado?

El desarrollo de la comunicación corporativa se debe al cliente, a los medios de comunicación y a todas los grupos de interés. El primer filtro ha de partir desde el departamento de Comunicación o empresa externa para optimizar la relación con los periodistas, blogueros y demás prescriptores. Resulta frecuente el envío de notas de prensa si ningún interés informativo, la búsqueda de entrevistas sin ‘percha’ y con la vana esperanza de encontrar una pequeña reseña. No es bueno para nadie.

Si como periodistas o consumidores de medios deseamos mayor calidad, no podemos participar como emisores de información poco o nada relevante en  espera de ser publicada con finos hilos. ¿Cuántas veces hemos visto noticias huecas?¿Seguro que beneficiaron a la empresa? No vale todo con tal de salir en los medios.

Quizá el problema parta de la elaboración del presupuesto, en el que parece que resulta inevitable el intento de justificar el importe, deslumbrando con terminología apabullante (en inglés, por supuesto) y con multitud de partidas que lógicamente se deben de dar por supuestas (clipping, en inglés queda mejor. De nuevo).

Entorno digital

Con la presencia constante de la Red en nuestra cotidianeidad, se repite en ocasiones el sinsentido de vender el rostro digital de las empresas en todas las redes sociales, llegándose a la delirante verbena de perfiles vinculados y rompiendo la regla de oro: el canal determina el mensaje.

No se puede estar en varios escenarios simultáneamente, eso solo ocurre en la realidad virtual. Puede haber muchos universos y realidades paralelas pero todos estamos en el mismo barco, y aunque en ocasiones nos vistamos de notoriedad, al despertar buscamos el primer café de la mañana. Usted también.

Compartir
Sin comentarios

Esta noticia no se puede comentar

           

©2019 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD