2 julio 2015 / por Alicia / No hay comentarios

Soy consultora de comunicación, no policía

consultor_policíaNo sé otros, pero yo me llevo la vida persiguiendo a clientes, periodistas, clientes de clientes, … me entra un complejo de policía que no veas. Hay algunos que dicen que el consultor de comunicación es un conseguidor. Sí, conseguimos resultados, pero sobre todo los perseguimos.

Quizás otras profesiones no dependan tanto de los demás como la nuestra. Pero es que cuando te dedicas a esto de la comunicación, dependes en muchas ocasiones del trabajo de otros y, claro, tarde o temprano te conviertes en un perseguidor.

De hecho, tanto perseguir hay veces que tienes una sensación de molestar increíble. Pero es que no queda otra que llamar, escribir, recordar, reclamar, insistir para conseguir una respuesta, aunque sea para recibir un No. Que a veces parece bastante difícil decirlo.

Así que en esto de molestar, todos podemos ser molestos. Los que perseguimos y los que dan una callada por respuesta. Con lo fácil que es contestar un email o ponerse al teléfono y decir: “Ahora es imposible, mejor llámame más adelante”, o “Trata esto mejor con mi departamento de comunicación” o “No me interesa hablar de esto”.

A mí me parece facilísimo decir las cosas claras y de primeras. Creo que el tiempo, el de todos, es muy valioso y en vez de tener que dedicarlo a dar largas, a no contestar y que otro tenga que estar persiguiéndote, a lo mejor es más sencillo dar una respuesta desde el principio…

También tengo que decir que en muchas ocasiones tengo la suerte de recibir respuestas rápidas y trabajar con gente estupenda que facilita mucho el trabajo, pero es que hay veces que… bueno, hasta aquí la reflexión de hoy. El deber me llama o más bien soy yo la que tiene que llamar. Hay una persona a la que llevo tratando de localizar dos semanas… para una respuesta…

Compartir
Sin comentarios

Esta noticia no se puede comentar

           

©2019 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD