28 julio 2014 / por Alicia / No hay comentarios

Trabajar con presión: a diario en los gabinetes de prensa

stress-presiónEn el día a día de un consultor de comunicación o de un responsable de prensa, siempre hay momentos de presión. Sobre todo, por parte del cliente o de tus propios jefes – ya trabajes en una agencia o en un departamento de marketing. El problema es que cuando uno está presionado, normalmente trabaja peor, comete más fallos y no puede pensar con claridad.

La presión puede venir de distintas formas: que si hay que salir en este medio, que si quiero una entrevista a toda página, que si el cliente se va a caer si no le consigues más impactos, … que si …

No somos robots y no somos todopoderosos. Todos necesitamos nuestro tiempo para planificar, gestionar y hacer las cosas bien. Que hay que ser ágil y flexible, sí, pero, por favor, machacar al de prensa porque hay que salir más que la competencia, con la mitad de presupuesto en publicidad, no es el camino. Además, recordemos que nuestro trabajo en muchas ocasiones se rodea de un montón de circunstancias.

Creo que antes que la presión está el dialogar y explicar con argumentos cuándo y cómo se pueden conseguir las cosas y, si no se puede, entonces decirlo también de forma clara. La confianza y el respeto por el trabajo de los demás debe ser fundamental.

Como digo, la presión puede venir de forma directa del cliente, pero siempre creo que hablando y proponiendo alternativas y utilizando la creatividad, se pueden conseguir buenos resultados

Por otro, está la presión de la propia dirección de la agencia. En este caso, el problema suele venir porque la persona que ha hecho el contacto comercial no es quien luego va a realizar el trabajo.

Probablemente, se hayan prometido más cosas de las debidas o incluso algunas que de antemano ya sabemos que no van a funcionar, con tal de conseguir la cuenta. Por ejemplo, tratar de tener más ventas porque hagas un lanzamiento de producto con una celebrity, cuando tu canal de distribución es inexistente. Por mucho que se empeñe el director de marketing o el director de la agencia.

Así que creo que debe haber una relación de confianza entre las distintas partes: la empresa, la agencia, el consultor… Honestidad, trabajo en equipo, respeto por los demás y confianza en su trabajo. Todo el mundo opina en marketing y comunicación, pero hay profesionales que se dedican a esto con muchos años de experiencia a los que la presión no les hace ninguna falta.

Compartir
Sin comentarios

Esta noticia no se puede comentar

           

©2019 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD