9 diciembre 2014 / por Alicia / No hay comentarios

Una foto borrosa del CEO no es publicable

fotos-calidadNo es la primera vez que hablo de la imagen en el blog, pero como hace tanto, me apetece volver a retomar este tema. Sobre todo, porque el otro día en una reunión salió esta cuestión: ¿A quién perjudica más una foto borrosa al medio que las publica o a la empresa que las emite?

¿Cuántas veces leyendo una revista os habéis encontrado con fotos de baja calidad? Y navegando en Internet, ¿esos gráficos que son más grandes que la noticia? Qué se piensa:¿qué cutre es la empresa o qué cutre el medio?.

Creo que unos tienen que saber qué enviar a los medios y otros qué publicar. La inmediatez por dar la noticia no debería ser la razón para publicar una mala foto. Y tener que enviar una imagen a un medio no debería quedarse en “envío esta misma”.

Hay todo tipo de situaciones: desde la empresa que cuida tanto sus imágenes y sus infografías que lo envía todo en alta calidad al medio, hasta las que reutilizan las fotos de sus CEOs desde hace años haciendo su propia versión del retrato de Dorian Gray. 

Por supuesto, pasando por compañías que quieren transmitir la cercanía de sus portavoces enviando fotos de sus fiestas (de cumpleaños, bodas, bautizos,… en la playa…), o las que quieren ir más allá o al más allá con fotos borrosas, pixeladas u oscuras de sus CEOs que más que personas parecen “ectoplasmas”.

¿Y qué hace un medio cuando le llega algo parecido a “lo peor de lo peor”? Supongo que además de echarse unas risas, … pedir otras, buscar en su archivo o desestimar la publicación.

¿Pero qué ha pasado cuando vemos alguna foto borrosa en una revista? ¿Por qué ha llegado a publicarse? Quizá se confió demasiado en el Photoshop – total si puede rejuvenecer y adelgazar, … – así que para evitar que una foto de baja calidad se publique, mejor no la enviamos y nos aseguramos de que todo está en alta. Al final, la imagen de marca de la compañía también lo nota.

Compartir
Sin comentarios

Esta noticia no se puede comentar

           

©2019 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD