2 junio 2015 / por Alicia / No hay comentarios

Antes de comunicar, haz que tu empresa funcione

engranajeCuántas compañías hay que se empeñan en hacer campañas de comunicación y marketing cuando se les olvida lo más importante: su servicio, su producto o su canal de distribución. Centrarse exclusivamente en contar las bondades de un producto que luego era imposible encontrar en tiendas no ayuda ni al negocio, ni a la comunicación.

En más de una ocasión he trabajado con empresas que estaban más preocupadas por dar a conocer su producto cuando no habían establecido una estrategia comercial adecuada. El resultado, nefasto.

Imaginad que hay que promocionar una bebida que no hay manera ni de tomarse en un bar, ni de encontrarla en ningún supermercado. Da igual que aparezca en las revistas de distribución, alimentación, etc. si al final el consumidor no es capaz de comprarla. Y, además, puedes conseguir otro efecto y es adquirir una similar. Es decir, de la competencia.

Otro ejemplo, real, una empresa que vende un producto que ha dado muy buenos resultados en otros países. Lanzamiento en España, búsqueda de celebrity, contratación de espacios publicitarios, rueda de prensa, comunicados, vamos, una campaña por todo lo alto. Problema: no había quien comprara el producto porque no se había establecido un canal de distribución en condiciones. Resultado: fracaso.

En estos casos, son productos, pero cuando hablamos de servicios es lo mismo. No se nos puede llenar la boca diciendo lo bien que hacemos las cosas cuando la empresa hace aguas o lo único que recibimos son quejas de clientes. Tarde o temprano todo se sabe.

Hacer comunicación y marketing es fundamental para posicionar el producto o servicio, pero antes, hay que hacer que el engranaje comercial funcione.

Compartir
Sin comentarios

Esta noticia no se puede comentar

           

©2019 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD