3 marzo 2015 / por Alicia / No hay comentarios

Comunicación y PYMEs, ¿es posible?

¿Debe hacer una PYME comunicación? ¿Puede hacerla? ¿Cómo lo hace? A la primera pregunta la respuesta es sencilla, sí, debe hacer. En el significado más genérico del término, sí, una PYME debe comunicar. Para empezar debe comunicar sus servicios o productos a sus clientes.

Si nadie te conoce, si no explicas a qué te dedicas, si tus productos son desconocidos para quienes te deberían comprar… el camino empieza mal. Hay muchas herramientas de comunicación y marketing que habría que valorar. Y aquí entronco con la segunda pregunta, ¿pueden hacerla? Sí, pueden, aunque implicará inversión, ya sea tiempo o dinero.

Y llegamos a la tercera pregunta, ¿cómo lo hace? El cómo irá determinado por el hacia dónde quiere dirigirse la compañía y el presupuesto que tenga. Saber claramente cuáles son sus objetivos de negocio será lo que determine qué acciones llevar a cabo y también la inversión que la empresa esté dispuesta a realizar.

A lo mejor no necesita utilizar las redes sociales o sí, o no necesita enviar notas de prensa o sí, o quizá su baza esté en un emailing o en un buzoneo… cada empresa tendrá que utilizar unas herramientas u otras, pero ¿Cuánto dinero o tiempo – que también es dinero – estamos dispuestos a invertir? ¿Cómo saber que lo que parece una inversión no se convertirá en un gasto?

Un ejemplo, las redes sociales. Cada vez tienen más importancia en la comunicación de las empresas. Son gratis y puedes llegar a muchos usuarios. Hasta ahí bien. Pero, ¿cuántas páginas de empresa están desactualizadas en Facebook? ¿A cuántas le falta información? ¿Cuántas cuelgan fotos borrosas? ¿En cuántas hay faltas de ortografía? ¿Cuánto se puede tardar en contestar a un seguidor en Twitter? Hay que invertir tiempo en ellas, saber utilizarlas, cuidar la imagen que se transmite… Repito, el tiempo también es dinero, ¿qué sucede en ocasiones? Que hay páginas que se abandonan porque el negocio es lo primero. Y se deja de comunicar y de llegar a posibles públicos.

Así que antes de realizar una acción, la compañía tendrá que valorar cuán de importante es la comunicación para su negocio. Puede incorporar a un experto en comunicación y marketing a la organización, externalizar el servicio o decidir hacerlo con los recursos disponibles en la empresa. En cualquiera de los tres casos, la clave estará en el conocimiento y la experiencia en este campo. Lanzarse a la aventura no siempre sale bien.

Igual que tener una cámara de fotos no te convierte en fotógrafo, tener un perfil en Facebook no te convierte en Community Manager, ni escribir bien te convierte en periodista o tener amigos en medios, en consultor de comunicación.

Compartir
Sin comentarios

Esta noticia no se puede comentar

           

©2019 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD