28 septiembre 2017 / por Alicia / No hay comentarios

Naming, una de las claves para crear marca

Una de las primeras acciones cuando se pone en marcha una empresa o una marca es darle un nombre. A esto se le denomina Naming y quizá lo más importante es que su uso sea coherente dentro de la cultura corporativa. 

Dentro del branding, hay una serie de elementos que hay considerar: la identidad visual, los mensajes que emitimos, la definición de empresa, … y el nombre, que puede ser más divertido, más serio, relacionado con la actividad de la empresa o no, un juego de palabras… el objetivo es saber cómo lo vas a utilizar.

Hay ocasiones en que conforme la empresa crece y tiende a diversificar servicios o abre sucursales debe hacer modificaciones en el nombre. Por ejemplo, una tienda de ropa que abre una sección para niños, puede optar por añadirle un apellido (Kids, Peques, Baby…) o la apertura de una delegación suele conllevar agregar el nombre de la ciudad o país elegido.

Lo importante es que el público sea capaz de distinguir las distintas ramas de manera inequívoca. Y que pueda identificar dentro de los apellidos, qué corresponde a qué.

Con el tiempo, las compañías pueden cambiar de nombre o de logo y puede producirse un rediseño o un rebranding. Lo importante será en ese caso mantener los valores de la compañía y siempre dejar claro qué nombre o qué marca pertenece a qué actividad.

 

 

Compartir
Sin comentarios

Esta noticia no se puede comentar

           

©2019 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD