Perfil personal, profesional, ambos… ¿cómo lo compaginamos?

¿Cómo compaginamos en las redes sociales nuestras opiniones personales con nuestro ámbito profesional? ¿Dónde está el límite al compartir en las redes sociales¿ ¿Mis opiniones son mías aunque me identifique como un cargo de una compañía? ¿Se puede malinterpretar?

La verdad es que este tema genera muchas preguntas, por un lado, porque obviamente somos la misma persona cuando desempeñamos un trabajo, que cuando nos vamos de vacaciones con la familia o cuando compartimos lo mucho o poco que nos gusta una película, una canción o un partido político.

¿Hay que mostrar siempre ambas facetas?, ¿nos centramos sólo en una? ¿son divisibles? ¿Dónde ponemos los límites? ¿Creamos dos perfiles? ¿Uno más profesional y otro más personal?

O cuidamos lo que comunicamos. Obviamente siempre que se opina se hace desde un plano personal, pero … ¿se puede confundir esa opinión personal únicamente tuya con la de la empresa en la que trabajas? En muchos perfiles de twitter se indica “las opiniones son mías” o algo parecido.

Y otra reflexión: ¿a las compañías, en cuanto a comunicación y marca, les interesa que sus empleados tengan redes sociales donde se emiten opiniones personales de una forma pública?

Muchas preguntas…

Compartir
Sin comentarios

Esta noticia no se puede comentar

           

©2021 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD