5 julio 2018 / por Alicia / No hay comentarios

Rumores, noticias falsas… cómo afrontarlas desde Comunicación

La rumorología no es nueva y las noticias falsas, tampoco. Sin embargo, hoy en día, con las redes sociales e Internet es más fácil su difusión. Algo que está siendo aprovechado para distorsionar y desestabilizar y, con ello, incluso tratar de cambiar comportamientos u opiniones ante organismos, instituciones, empresas, etc. 

Tanto a nivel nacional, como internacional se está trabajando para eliminar o al menos reducir el impacto entre la población de estas falsas informaciones. Pero, ¿qué se puede hacer si una compañía se ve envuelta en una de estas fake news? El primer paso sería empezar a trabajar desde Comunicación.

Como decimos, los rumores no son nuevos. Muchas marcas han visto cómo a lo largo de su historia se han podido ver salpicadas por bulos lanzados por competidores, empleados o proveedores descontentos. Y no hablamos de hechos probados, sino de noticias falsas o rumores. La capacidad de hacer creíble lo falso es decir, su verosimilitud, es donde radica la peligrosidad de este tipo de “noticias”.

¿Cómo podemos afrontar estas falsas informaciones?

Monitorizando lo que se comenta sobre la compañía, principalmente en Redes Sociales e Internet. Al igual que ante una situación de crisis, actuar rápido es importante, por eso, detectarlo a tiempo nos dará ventaja.

Evaluando el alcance, impacto y repercusión, para poder establecer el tipo de medidas a llevar a cabo. Puede que haya ocasiones en que no haya que hacer nada porque podríamos crear el efecto contrario y dar alas a algo nimio. Por eso, este análisis es de vital importancia para realizar o no otras acciones posteriores.

Buscando el origen del rumor para saber de dónde surge o qué posibles motivaciones hay detrás que pueden ayudar en un desmentido o incluso, dependiendo del caso, establecer acciones legales.

Realizando una comunicación transparente a empleados, clientes y proveedores donde se desmienta el rumor con hechos probados.

– Dependiendo de la gravedad y del impacto, habría que pensar en realizar una campaña de comunicación con medios y en Redes Sociales para contrarrestar esa información y el daño que pudiera hacer en la reputación de la marca. Se pueden enviar comunicados, hacer declaraciones, vídeos, etc.

Un pensamiento crítico con lo que leemos, escuchamos o vemos o  contrastar la información que recibimos con fuentes fiables son las mejores armas para acabar o minimizar el impacto de las fake news. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer y todos estamos expuestos hoy más que nunca a cualquier tipo de bulo que pueda acabar con nuestra reputación o imagen.

Compartir
Sin comentarios

Añade un comentario


           

©2018 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD