29 abril 2015 / por Alicia / No hay comentarios

Todo comunica: la identidad corporativa

identidad corporativaEl otro día participé en una jornada sobre comunicación y marketing para pequeñas empresas. Y durante el evento se repitieron varios mensajes: no importa ser pequeño para hacer comunicación; innovemos para llegar a nuestros clientes, acabemos con las barreras mentales; tengamos siempre en cuenta que todo lo que hagamos va a influir en el mensaje que comunicamos a nuestros clientes; y definamos nuestra identidad corporativa.

Imaginemos una empresa que ha puesto en marcha una estupenda campaña en redes sociales. Tiene su página de Facebook y Twitter y además la llena de contenido interesante. Con fotos estupendas, vamos que dan ganas de ser su cliente. Ahora, si luego cuando llamas, falla el trato personal o el servicio postventa, ya estamos haciendo las cosas mal.

En cualquier negocio, empresa, etc. todo comunica. Es la identidad corporativa. Y esa identidad debe comenzar con un análisis de nuestro negocio: quiénes somos y a dónde queremos llegar, quiénes son nuestros públicos, cuáles son nuestros objetivos como empresa, cómo queremos posicionarnos en la mente del cliente. Una vez definida esta identidad, habrá que darle forma.

Por poner un ejemplo, pensemos en una tienda de ropa. Fundamental saber qué queremos transmitir con nuestro negocio: moda para hombre, para mujer, para jóvenes, … más clásica, más moderna,… más barata, más cara…. con primeras marcas del mercado o con aquellas de diseñadores jóvenes que empiezan… como veis muchas preguntas que deben definir nuestra actividad. Además, debes conocer a tu competencia, quién ofrece qué, cómo te puedes diferenciar, qué ofreces que distinga a tu negocio de otros.

Perfecto, ya tienes claro quién eres. Ahora hay que transmitirlo. Y no sólo hablo del logo, la cartelería, los colores, también vas a transmitir con tu forma de tratar al cliente, con tu forma de vestir, con el perfil de empleado que vas a contratar, con tus oficinas o con tu local,…

Todo eso es identidad. Y que también habrá que transmitir cuando redactes una nota de prensa, cuando hables con los periodistas, cuando crees tus redes sociales, cuando en definitiva, emitas tu contenido y tu mensaje. Todo debe ser coherente porque ayudarás al cliente a definir lo que ofreces y a que no se lleve ideas equivocadas.

Ah y no confundir con la imagen corporativa, que no es lo mismo.

Compartir
Sin comentarios

Esta noticia no se puede comentar

           

©2019 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD