Top Secret: las agencias de comunicación guardan el secreto

La información que manejamos los consultores de comunicación suele ser confidencial, lo que nos obliga a firmar cláusulas que garanticen que no se produce ninguna filtración. Solo se hará pública cuando el cliente dé su consentimiento y siguiendo el timing establecido.

La confianza en las personas de la agencia debe ser plena para que haya buenos resultados. No significa que haya que saberlo todo, pero si cuentas con cierta información es posible que te puedas adelantar a rumorología o a situaciones inesperadas. Firmar un contrato de servicios con una agencia lleva por extensión la confidencialidad de la información. Nada puede ser revelado sin validación previa.

Esa relación de confianza mutua permite planificar y adecuar mejor las acciones. Si sabes que se van a realizar ciertos anuncios a lo mejor prefieres dejar algunas propuestas para más adelante o reservarlos para ciertos medios o periodistas.

Se obtienen mejores resultados si cuentas con cierta información y puedes planificar, que si los datos llegan a cuenta gotas o de forma improvisada.

Saber de qué información se dispone ayuda a preparar bases de datos, a elegir mejor el timing, a crear mensajes más adecuados para la audiencia, tener más tiempo para preparar acciones…

Cuando se trabaja con una agencia o con un consultor de comunicación el consejo es confiar. Si existe esa confianza, probablemente los objetivos se cumplan aún mucho mejor. Si se oculta información, quizá toque improvisar y eso no siempre resulta bien.

Compartir
Sin comentarios

Esta noticia no se puede comentar

           

©2021 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD