11 abril 2016 / por Alicia / No hay comentarios

Cada cliente es único y su comunicación también

distinto, unicoSi algo he aprendido en esto de la comunicación empresarial, es que cada cliente es único, así que los corta-pega no funcionan. Cada empresa necesita unos planes de comunicación específicos que se ajusten a sus objetivos. Pensar que todas las empresas de tecnología, de distribución o de moda van a compartir además de sector, planes de comunicación es un error.

Debemos tratar a cada empresa de manera única, sus necesidades son las suyas y de ninguna otra compañía, así que lo primero es escuchar y entender qué se pide y analizar en qué forma llegar a cumplir sus metas.

Cuando una organización solicita que le hagas una propuesta, será fundamental investigar, leer, aprender y conocer a la compañía. Cuanto más sepas sobre ella, sobre sus intereses, competencia, entorno, etc. más fácil será poder realizar un plan.

Puede que haya suerte y la empresa tenga muy claros sus objetivos y sea más fácil que puedas saber qué plan elaborar, pero también te puedes encontrar con que la compañía viva en un mar de dudas y necesite tu consejo. En ese caso, debes saber realizar un briefing con una serie de preguntas básicas que te permitan llegar al fondo de la cuestión: ¿cuál es el objetivo de la compañía? ¿A dónde quiere llegar? 

Una vez teniendo esto claro y recordando que un consultor, sobre todo, tiene que saber escuchar, habrá que ponerse manos a la obra y ver cuáles son las herramientas que mejor van a funcionar para cada caso concreto. No es lo mismo un lanzamiento de producto B2B (empresa a empresa), que un servicio a consumidor final, por poner dos ejemplos opuestos. 

Será clave también el presupuesto y los recursos con los que cuente cada compañía, la ayuda que puedan necesitar, los servicios que puedan o no externalizar,… y no nos dejemos llevar por las ideas preconcebidas. Hay start-ups que invierten mucho en comunicación y marketing y otras que prefieren invertir en otras áreas.

Volvemos al punto de partida, que seamos capaces de establecer sectores o tipologías de empresas, no significa que podamos hacer lo mismo con sus acciones de comunicación. Sus objetivos, sus públicos, sus recursos determinarán hacia dónde dirigir cada campaña.

Compartir
Sin comentarios

Esta noticia no se puede comentar

           

©2019 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD