25 octubre 2018 / por Alicia / No hay comentarios

En Comunicación: un problema, una solución

Muchas son las ocasiones en las que las cosas no salen como uno quiere. Por más que planifiques y trates de controlar, siempre pueden surgir imprevistos que se pueden convertir en un problema. Cuando eso pasa en los departamentos y agencias de comunicación, sólo queda una cosa: buscar una solución.

A nadie le gusta que le vengan con problemas, pero como a veces surgen, lo mejor es estar preparado. Los años de experiencia suelen ayudar bastante a la hora de encontrar alternativas. Junto a ellos, la capacidad de reacción, la creatividad y el no darse por vencido, siempre van a inclinar la balanza a favor de minimizar al máximo las consecuencias de ese problema no buscado.

Qué hacer cuando algo no sale bien o no sale como se había planeado:

Reflexionar qué ha fallado.

– Buscar alternativas.

– Tratar de minimizar el impacto.

– Ser honesto.

– No buscar atajos, ni mentir (esto solo ayuda a que el problema sea más grande).

– Pedir ayuda y colaboración.

Dejarse aconsejar.

– No descartar opciones.

– Pensar en situaciones similares.

– Contar con un manual de crisis donde se plasmen los distintos escenarios.

No rendirse.

No echar la culpa a otros.

– Asumir responsabilidades.

– Utilizar argumentos.

Planificar.

Una buena planificación y establecer un plan de acción donde se contemple qué hacer ante distintos escenarios siempre ayudarán a minimizar los posibles imprevistos. Pero cuando algo pasa, lo primero es reflexionar y actuar con calma. Tomar decisiones sin meditar sólo puede llevar a empeorar la situación. Eso sí, siempre hay que actuar porque ante un problema, sólo cabe una solución.

Compartir
Sin comentarios

Añade un comentario


           

©2018 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD