28 marzo 2017 / por Alicia / No hay comentarios

La creación de contenido, base de la comunicación corporativa

Últimamente no hacemos otra cosa que hablar del contenido. Y es que no queda otra, porque es la base de la comunicación empresarial. En realidad, siempre lo ha sido, lo único que ahora tenemos más canales para hacer llegar el mensaje y trasladar ese contenido a nuestro público objetivo.

En el área de comunicación, una de las metas es crear un buen contenido que llegue a otras empresas, actuales y futuros clientes, posibles colaboradores o incluso empleados. Ese contenido debe ajustarse al canal por el que lo emitiremos y al tipo de público al que se lo haremos llegar.

El lenguaje y estilo que utilizaremos será diferente en cada ocasión. Por ejemplo, en una newsletter para clientes se pueden destacar los principales hitos de la organización como nuevas incorporaciones, nuevos productos o casos de éxito, mientras que en una destinada a empleados, se puede utilizar un contenido y estilo más cercano al día a día de la organización o de ciertos departamentos.

La cuestión es que ahora mismo, las áreas de marketing y comunicación están enfocando muchos de sus esfuerzos en la creación y difusión de esos contenidos. Y se están incorporando herramientas como el vídeo o los recursos gráficos de una forma más habitual.

La creación del contenido, por tanto, está evolucionando. Siempre tiene que ser de calidad porque permitirá que sea más atractivo y se recuerde mejor, pero también tiene que implicar innovación, como puede ser el contenido multimedia. Un dato de un estudio de AOL del que se hacía eco la revista Panorama Audiovisual: en todo el mundo, un 57% de los usuarios visualiza vídeos en sus móviles cada día.

Compartir
Sin comentarios

Esta noticia no se puede comentar

           

©2019 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD