3 octubre 2019 / por Alicia / No hay comentarios

Cuidado con las llamadas de seguimiento

En muchas agencias y departamentos de comunicación es imprescindible y norma de la casa llamar a los periodistas una vez que has enviado una nota de prensa. El objetivo, saber si la van a publicar. El problema, que la mayoría de las ocasiones son llamadas inútiles y solo consiguen enfadar a los periodistas.

Llamar de manera repetitiva no es ni agradable, ni agradecido, ni suele dar buenos resultados. Para empezar, el periodista recibe todos los días una gran cantidad de emails, desde convocatorias de prensa, propuestas, notas de prensa, correos internos, newsletters… etc.

La mayor parte de las veces solo conseguimos molestar.

Otra técnica muy habitual y bastante poco efectiva es volver a enviar la nota de prensa viendo que no te la han publicado y encima pedir que te confirmen la publicación y solicitar que te envíen el link o el pdf de la noticia.

Los periodistas nos tienen que entender a los consultores, pero también debemos entenderles a ellos. En ocasiones, nos merecemos el calificativo del lado oscuro.

El objetivo es establecer una relación de confianza entre las dos partes y que el consultor se convierta en un facilitador, no en un problema o en un estorbo. Estas prácticas no ayudan. Hay que tener claro que “el trabajo del consultor termina cuando empieza el del periodista”.

Compartir
Sin comentarios

Esta noticia no se puede comentar

           

©2021 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD