Blog Corporativo: qué contenido es adecuado y cuál no

En los últimos años, los Blogs – que en sus inicios eran principalmente diarios o bitácoras digitales bastante personales – se han convertido en un canal primordial en la comunicación empresarial. Son la fuente de contenido para las redes sociales, su actualización periódica permite mejorar el posicionamiento en buscadores y, además, mejoran el branding.

La cada vez mayor profesionalización hace que incluso Blogs ideados en un principio para nichos de mercado sean hoy medios de comunicación especializados y con miles de seguidores.

Por todo ello, hoy son los protagonistas de este post donde queremos analizar qué contenidos son los más adecuados y cuáles no terminan de encajar – aunque ya sabemos que en comunicación no todo está dicho y siempre es importante la creatividad y la innovación.

Tener claro el objetivo

Empecemos. Como siempre, el punto de partida debe responder a qué queremos conseguir y a quién nos queremos dirigir. Una vez que esto lo tenemos claro, entonces pensaremos en los contenidos. Regla de oro, que aunque estemos ante post corporativos y haya que hacer mención a la empresa y a su negocio, debe primar la información o el contenido útil. Escribir un post diciendo lo buenos que son los servicios de una compañía no aporta valor.

Y es que tenemos que tener en cuenta que queremos que los posts se lean, que llamen la atención y que, si los difundimos en nuestras redes, se puedan compartir. Todo ello implica que debemos comunicar temáticas atractivas y  que debemos incluir información que aporte calidad (por ejemplo, consejos, tendencias, informes,…).

En un Blog corporativo debe hablarse de temas relacionados con el negocio o actividad de la compañía; se pueden incluir novedades del sector en el que se mueve la empresa; informes que pueden dar lugar a tendencias; destacar hitos del mercado relacionados con la propia actividad; incluso se pueden mencionar casos de uso de algunos clientes; contar con firmas invitadas; o realizar alguna pieza más periodística.

Mejor evitar ciertos temas

Por el contrario, hay contenido que no es el más adecuado: en un blog empresarial no se debería ser crítico con otras compañías o competidores; no suele encajar utilizar declaraciones de empresas que nada o poco tienen que ver con el sector; principalmente porque pueden hacer que desmotives a los lectores.

El estilo del Blog tendrá que seguir el estilo que quiere comunicar la compañía y se debe ajustar a quien lo lee. Imaginemos un blog de una empresa de viajes para jóvenes – pues no tendrá nada que ver con el de una organización dedicada a comercializar servicios para empresas. El tono, el lenguaje, la extensión, el material audiovisual … todo hay que adecuarlo a quien queremos llegar.

Y aquí un inciso si en el Blog corporativo hay firmas invitadas, más allá de la libertad que deben tener para escribir el contenido, este también debería ajustarse a que hablamos de un texto que formará parte de la comunicación de una empresa. No puede ser utilizado por ese invitado para hacer propaganda de sus ideas o de alguna empresa con la que tenga relación y nada justifique su inclusión.

Compartir
Sin comentarios

Añade un comentario


           

©2021 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD