1 junio 2020 / por Alicia / No hay comentarios

Técnicas periodísticas aplicadas a comunicación corporativa

Muchos de los que nos dedicamos a la comunicación empresarial o institucional procedemos por experiencia o formación del mundo del periodismo. Y esto se refleja en cómo comunicamos y transmitimos la información de las compañías para las que trabajamos.

Esto lo hacemos, no solo cuando hablamos con medios o enviamos notas de prensa, sino también cuando redactamos un copy o un mensaje para redes sociales.

Tengamos en cuenta que la comunicación corporativa es contar historias y noticias relacionadas con empresas. Partiendo de esa base, el uso de técnicas periodísticas nos ayuda a clarificar la información, estructurarla y hacer que sea más atractiva.

Podemos partir de las siguientes pautas:

Decidir qué contenido es noticioso o noticiable y elegir los mejores canales de comunicación. Nos basamos en que una Noticia tiene que ser veraz, cercana, de actualidad y novedosa.

Utilizar un lenguaje específico en función del canal, por ejemplo, en todo lo relacionado con el contenido audiovisual. Los vídeos online o los podcasts tienen sus propios recursos: ritmo, silencios o uso de distintos planos.

Lo mismo ocurre con las redes sociales. Lenguaje de negocio para Linkedin, otro más cercano para Twitter, etc.

– Ser capaces de sintetizar el contenido en titulares y sumarios. Cuando sabes que hay que ser conciso y directo es necesario ceñirse a los hechos. Algo que aplicaremos a comunicados, notas de prensa o emailings – cada uno con una función distinta.

Estructurar la información: lo más importante primero para que sea lo que antes vea el lector – uso de la pirámide invertida-  y basado en la regla de las 5 Ws del periodismo (qué, quién, cuándo, dónde y por qué).

Evitar el uso de un lenguaje comercial o demasiado adornado. La claridad con la que escribimos es fundamental en periodismo – más allá de que haya ciertos géneros que nos permitan ciertas licencias como la crónica o el reportaje. Lo mismo se puede aplicar a la información corporativa. Solo usaremos los adornos cuando realmente aporten valor y sean una llamada de atención al lector.

Aunque la fuente de la información sea una compañía o una organización, debemos ser cuidadosos con enviar mensajes demasiado comerciales si el objetivo no es una venta. Por eso, en comunicación corporativa es muy importante saber a quién nos dirigimos para adecuar el contenido a destinatarios y canal.

Compartir
Sin comentarios

Añade un comentario


           

©2020 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD