16 febrero 2017 / por Alicia / No hay comentarios

¿Cómo elegir la red social más apropiada para mi empresa?

Cuando alguien pregunta si las empresas tienen que estar en las redes sociales, la contestación en general suele ser afirmativa, pero con una serie de matices. Y es que, como con cualquier otro canal de comunicación – al menos así considero las redes sociales – debemos tener muy claro dónde se encuentra nuestro público objetivo y cuáles son nuestras metas.

En los últimos tiempos hemos visto cómo las empresas se vuelcan en las redes sociales, se abren perfiles en Twitter, Facebook, Linkedin, Instagram, YouTube, Vimeo, … bueno, en todas. Sin embargo, al cabo de unos meses, cuando se dan cuenta de que requieren tiempo, planificación, esfuerzo y conocimiento, los perfiles se abandonan. Y ya no parecen ni tan efectivas, ni tan buenas.

Para que no ocurra esto, deberíamos plantearnos una serie de cuestiones que nos van a ayudar a determinar si nuestra compañía puede o debe estar en los social media y, en ese caso, cómo elegir la estrategia más adecuada:

¿Dónde están nuestros clientes? ¿Vendemos al consumidor final? ¿Somos una empresa B2B?

– ¿Qué queremos conseguir? ¿Ofrecer un nuevo canal de atención al cliente? ¿Incrementar nuestro tráfico Web? ¿Impulsar nuestro Blog difundiendo el contenido en redes?

¿Qué presupuesto tenemos? ¿Disponemos de recursos internos con conocimientos y tiempo para planificar de manera estratégica? ¿Debemos contratar una empresa externa?

– ¿Sabemos qué tipo de mensajes queremos emitir? ¿Cómo va a ser nuestra interacción con los usuarios? ¿Vamos a saber contestar ante las críticas?

– ¿Cómo es de crítico nuestro negocio? ¿Estamos preparados ante una crisis de reputación? ¿Tenemos recursos para solventarla?

Como vemos, surgen múltiples interrogantes. Y estas cuestiones deben de servir para reflexionar sobre qué hacemos, dónde están nuestros clientes, dónde queremos llegar y conseguir y si tenemos recursos para ello. No olvidemos que gestionar las redes sociales implica tiempo, contenido y conocimiento.

Y hay que evitar una serie de errores más que comunes:

  • Estar porque está todo el mundo.
  • Crear un perfil pensando que es una página de empresa.
  • Recibir comentarios y no contestar.
  • Estar meses sin actualizar, comentar o postear.
  • Pensar que lo puede hacer cualquiera.
  • Elegir la red social con más usuarios, pero no donde los clientes están.
  • Utilizar los perfiles profesionales como si fueran personales.
  • Hablar constantemente de uno mismo.
Compartir
Sin comentarios

Esta noticia no se puede comentar

           

©2019 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD