Consultoría de comunicación, empezando por el principio

“Lo urgente quita tiempo a lo importante”, con esta frase podríamos resumir lo que ocurre en muchas agencias y departamentos de comunicación corporativa. Y esto es una penalización. Siempre hay que tener tiempo para hacer consultoría, ajustar las acciones y para planificar.

Todo proyecto debería comenzar con un análisis de la situación de partida. ¿Qué tenemos? ¿Dónde queremos llegar? ¿Quiénes son nuestros públicos, usuarios o consumidores? ¿Qué debemos mejorar para alcanzar los objetivos? ¿Qué acciones serán las que mejor pueden funcionar? ¿Con qué presupuesto contamos? Estas y otras cuestiones serán las que tengamos que ir resolviendo.

Pensemos que no es lo mismo una empresa que ya haya hecho comunicación empresarial, que otra que decide comenzar de cero. El plan de comunicación deberá ser distinto en función del sector, el tipo de empresa, su organigrama, su actividad, su competencia, las exigencias de la dirección o incluso la disponibilidad de portavoces.

Las variables son múltiples, por lo que las estrategias también deberían serlo. ¿Por qué entonces la comunicación de las compañías la basamos siempre en el envío de notas de prensa? ¿Y si es necesario llegar a los medios desde otros enfoques? ¿O si no necesitamos acciones con medios, pero sí comunicación interna?

La respuesta está en la consultoría de comunicación y en desarrollar un plan adecuado. ¿Estamos ante una compañía tradicional o innovadora? ¿Cuál es el perfil del público? ¿Sus usuarios utilizan las redes sociales? ¿Hay presupuesto para campañas publicitarias?

Todo es hacer preguntas, escuchar de forma activa a la empresa cliente, conocer sus intereses y, como siempre decimos, hacerlos nuestros y trabajar en equipo.

Compartir

Esta noticia no se puede comentar

           

©2021 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD