12 septiembre 2019 / por Alicia / No hay comentarios

La evolución de la Comunicación Corporativa

Aunque hay cosas que parece que no han cambiado, en los últimos años, la Comunicación Corporativa ha evolucionado de manera destacada. Empezando por los canales, siguiendo con el mensaje y terminando con el público. El origen de este cambio, los avances tecnológicos y la llegada de Internet como gran red para la globalización.

La evolución ha hecho que la comunicación corporativa sea más dinámica, interactiva, personalizada y directa. Veamos cómo ha sido ese proceso y cuál es la situación actual de Canales, Público y Mensajes.

Canales y Soportes: antes del año 2000 la comunicación corporativa se centraba fundamentalmente en herramientas impresas o audiovisuales (medios impresos, radio y televisión, folletos, cartelería, revistas corporativas en papel…).

Poco a poco, aparecieron nuevos soportes digitales que abrieron nuevas posibilidades. La implantación del correo electrónico dio lugar al envío de emailings y newsletters – dejando atrás el envío por correo postal. Y empezaban a dar sus pasos las revistas y los medios digitales.

Los fabricantes de tecnología, además, desarrollaban nuevos productos y soluciones para facilitar procesos de trabajo hasta que hemos llegado a trabajar en la nube.

Hoy ya no solo podemos leer periódicos y revistas en la red, también descargar podcast, elegir cuándo y dónde ver la televisión o interactuar con personas de todo el mundo a través de las redes sociales.

Público:  todo este cambio tecnológico ha tenido su repercusión en nuevos hábitos en los consumidores. Ahora no solo reciben información, sino que pueden interactuar directamente con las marcas. Hemos pasado de una comunicación unidireccional o otra con múltiples direcciones. Y esto afecta directamente a cómo las empresas se relacionan con un público más empoderado y con más capacidad para reaccionar.

Mensajes: por un lado, hay que ajustarlos al entorno o canal en el que se emiten y hay que adaptarlos para que destaquen y se posicionen ante la ingente cantidad de información disponible. SEO, SEM, Inbound son palabras que nos recuerdan que el objetivo es adecuar el mensaje no solo a los públicos, también a los canales. El lenguaje en las distintas redes sociales influye en el mensaje (hay límites de caracteres, uso de etiquetas para generar conversaciones, etc.), al igual que el uso de dispositivos móviles hace que los contenidos se ajusten a un diseño responsive. Por otro lado, deben encajar con el público al que te diriges – un consumidor más visual, con menos tiempo y que necesita rápidamente saber si lo que lee le interesa o no.

Todo ello, lleva a que las marcas y las empresas tengan a su disposición más herramientas para llegar a sus públicos. Eso sí, siempre tendrán que tener en cuenta: dónde quieren llegar y planificar una estrategia que les lleve hacia su meta.

Compartir
Sin comentarios

Añade un comentario


           

©2019 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD