10 agosto 2016 / por Alicia / No hay comentarios

Elementos clave de un plan de marketing y comunicación

Aunque es necesario ser capaces de improvisar y ser flexibles en determinados momentos, la falta de planificación no suele dar buenos resultados. En el caso del marketing y la comunicación, contar con un plan es más efectivo que realizar acciones aisladas y sin una visión global.

Además, cada empresa necesita unos planes específicos que se ajusten a sus objetivos. No queda más remedio que seguir una serie de pasos donde se contemplen los elementos básicos para realizar la planificación más adecuada.

– Saber los objetivos de la compañía: antes de ponerse manos a la obra, hay que sentarse a pensar qué es lo que quiere conseguir la empresa: incrementar ventas, mejorar su fidelización de clientes, lanzar una nueva línea de producto, posicionar la marca en el sector, etc.

Para que esta tarea sea más fácil, lo mejor es hacerse una serie de preguntas que al final nos ayuden a tener una idea detallada de la compañía y sus planes. Es también muy importante saber cuál es la situación actual, su competencia, su posición en el mercado, sus procesos de negocio, su estructura interna, entre otros aspectos, puesto que harán más fácil saber el camino a seguir.

-Conocer al público: una vez que tenemos claro cuáles son los planes de la compañía, cuál es la situación actual y qué quiere alcanzar, el siguiente paso es tener claro el tipo de público al que debe dirigirse. No es lo mismo un lanzamiento de producto para el consumidor final, que un servicio B2B. Tampoco es lo mismo, querer incrementar el posicionamiento de la compañía mediante alianzas con otras organizaciones del sector, que hacer crecer la venta cruzada. Son objetivos, estrategias y públicos distintos.

Presupuesto: ya tenemos dos de los aspectos más importantes definidos: dónde queremos y a quién queremos llegar. Y hay que pensar en otro elemento básico, ¿Qué presupuesto hay? ¿Qué inversión económica y de tiempo estamos dispuestos a realizar?.

– Establecer las herramientas: si ya tenemos perfilados y detallados los pasos anteriores, entonces toca el momento de planificar las estrategias mediante la elección de las herramientas más adecuadas. Actualmente, tenemos un gran abanico de posibilidades, desde las más tradicionales como un buzoneo o un mailing, hasta las más vanguardistas en las redes sociales o el transmedia.

También tenemos un amplio rango de costes, una de las ventajas de tener tantas herramientas a nuestro alcance. La clave estará en planificar lo más adecuado con el presupuesto que tenemos aunque sea pequeño. Utilizar la creatividad y hacer cosas nuevas suele estar recompensado.

– Medición: y finalmente, para saber si hemos utilizado bien las herramientas y hemos realizado una estrategia acorde con los objetivos, hay que medir. Si por ejemplo queríamos incrementar las visitas a nuestra web, podemos monitorizar el tráfico en los meses en los que ha durado la campaña que hayamos puesto en marcha. Lógicamente, hay aspectos más fáciles de medir que otros, pero siempre que podamos busquemos una forma de hacerlo porque será más fácil saber si vamos por el camino correcto.

 

Compartir
Sin comentarios

Esta noticia no se puede comentar

           

©2019 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD