21 septiembre 2016 / por Alicia / No hay comentarios

Seis claves para comunicar mejor los lanzamientos de producto

Muchas compañías tienen entre sus prioridades hacer campañas específicas para lanzamientos de nuevos productos al mercado. Ya se trate de una gran cuenta, como de una pequeña compañía, habrá que tratar de realizar planes integrales que contemplen varias herramientas y, sobre todo, que alcancen al público objetivo. 

En este sentido, habría que tener claros varios aspectos que vamos a tratar de esquematizar para que sea más fácil crear una buena campaña.

1.- Tener definido diseño, características del producto, público al que se dirige, canales de distribución y comercialización, objetivos de ventas y precio.

Cuanta más información tengamos sobre todo lo que rodea al producto, más fácil será elaborar un plan de comunicación para su lanzamiento. No se puede empezar a comunicar si no se ha testeado el producto y sabemos que funciona o si no sabemos el precio o cómo, ni dónde se va a comercializar.

2.- También debemos tener claro las fechas de lanzamiento y el presupuesto asignado.

Son dos aspectos que van a determinar cómo elaborar el plan y qué herramientas podremos utilizar en mayor o menor medida. A mayor presupuesto, podemos ampliar la campaña o el número de canales o acciones que podamos realizar. Pensemos que lo que se puede entender como un gasto, en realidad, es una inversión.

3.- Utilizar siempre la creatividad y tratar de innovar son dos aspectos cada vez más importantes a la hora de lanzar un producto.

Cuanto más seamos capaces de diferenciarnos de nuestra competencia y de destacar, ya no sólo por el producto, sino por cómo estamos comunicando la novedad, tendremos más fácil llamar la atención. No olvidemos que estamos rodeados de información, intentemos destacar con acciones diferentes – que no tienen por qué suponer un incremento en el presupuesto. Es más, en presupuestos bajos, nos puede ayudar a superar la barrera del coste. 

4.- Conocer al público y sus intereses.

Ahora tenemos mucha más capacidad de interactuar con nuestros públicos, por lo que debería ser más fácil conocer qué les mueve y qué les atrae. También tenemos mucha más información sobre las nuevas generaciones y sus intereses. No es lo mismo la generación X, que los millennials o que la ya denominada generación Z. En función del público al que se dirija el producto, así tendremos que definir el plan y, por tanto, las herramientas que compondrán la campaña.

5.- Siempre tener una visión integral.

Lo ideal, aunque también tendrá mucho que ver el presupuesto con el que contemos, es que tratemos de utilizar no sólo un único canal, sino varios. Siempre tendrá que haber una visión más amplia de lo que se puede hacer y de cómo llegar a tu público.

6.- No dejar nada al azar.

La improvisación no suele ser buena compañera en esto de la comunicación. Una cosa es tener capacidad de reacción y otra dar palos de ciego porque no te has parado a planificar. Cuanto más definido tengamos las acciones y los pasos, más fácil será solventar situaciones inesperadas.

Compartir
Sin comentarios

Esta noticia no se puede comentar

           

©2019 Medina Comunicación | AVISO LEGAL | COOKIES | POLÍTICA DE PRIVACIDAD